Presidente Luis Arce insta a la unidad de organizaciones sociales frente a intentos de desestabilización

21

En una enérgica declaración durante la inauguración del tercer ampliado ordinario de la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales Originarias de Bolivia (CSCIB), el presidente Luis Arce denunció el sábado pasado que existen intereses tanto internos como externos que buscan desestabilizar la gestión de su Gobierno. En este contexto, hizo un ferviente llamado a las organizaciones sociales a mantenerse unidas para contrarrestar estos intentos de división y debilitamiento.

El mandatario resaltó la importancia de la unidad y el coraje de las organizaciones sociales, que jugaron un papel fundamental en su victoria electoral en octubre de 2020, donde obtuvo más del 55% de los votos. Arce manifestó su reconocimiento a las comunidades interculturales, destacando que sin su apoyo y compromiso, su ascenso al Gobierno no habría sido posible.

«Estamos avanzando en la industrialización y eso molesta a algunos de afuera y de adentro, hermanos. Y nosotros, claramente, vemos ahí un enorme riesgo político, porque no se está calculando, no se está midiendo el objetivo que se tiene de desestabilizar el Gobierno, pero también dividir a nuestras organizaciones sociales», advirtió el presidente.

Arce enfatizó que su administración se encuentra comprometida con el desarrollo y la industrialización de los recursos naturales y materias primas del país, como el litio y la producción agrícola. Esta visión de progreso molesta a ciertos sectores, tanto internos como externos, que buscan socavar los avances logrados.

Durante el tercer ampliado ordinario de la CSCIB, el presidente deseó éxito en las deliberaciones y conclusiones que emanen de este evento, subrayando su confianza en que estas decisiones beneficiarán tanto a la familia intercultural como al conjunto del pueblo boliviano.

Arce exhortó a las comunidades interculturales a abordar los debates y discusiones con valentía y apertura a diversas ideas, siempre manteniendo como norte el objetivo común de sacar a Bolivia de la pobreza y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

En un llamado a la unidad y a la acción conjunta, el presidente Luis Arce reiteró su compromiso con el «Proceso de cambio» y la consolidación de un país económicamente fuerte y digno para todos los bolivianos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.